Te he “googleado” y no estabas…

El cubo de las redes sociales
A raíz de un artículo que leí en un suplemento de un periódico, se me ocurren unas reflexiones:
  • El cubo de las redes socialesSi vas a ir a una entrevista de trabajo, ¿buscarías en internet información acerca de la empresa que te ha llamado para la entrevista? Si supieras el nombre de la persona que va a entrevistarte ¿buscarías su nombre también en internet? ¿intentarías saber cómo es físicamente, o qué gustos tiene, por ejemplo?
  • Si vas a alquilar un piso y tienes un posible inquilino, ¿mirarías qué encuentras sobre él en internet? Si lo encontraras en una red social ¿mirarías con quién se relaciona?¿ en qué grupos está inmerso?
A lo mejor te parecerá exagerado, pero los que tenemos un perfil digital – ¡no digamos ya sobre los nativos digitales! – os buscamos “a los otros”. Si yo tuviera que contratarte, tienes un 100% asegurado que te busco en internet.
Ahora te voy a proponer que hagas egosurfing. Véte a tu buscador y teclea tu nombre en la casilla. ¿Qué aparece?¿Te gusta?¿No te gusta?¿Cuentas lo mismo en todas partes? o simplemente…¿No estás?
Plantéate tener un perfil digital. Quizá al principio te parezca innecesario, pero la inversión en tiempo y esfuerzo merece la pena. En pocos años todos los que estamos activos profesionalmente tendremos presencia en las redes.
Mis recomendaciones son presencia  en:
  • Linkedin – mantén estrictamente tu perfil profesional en esta red. No hagas demasiadas interferencias personales.
  • Facebook – mantén contactos con amistades, gente que conoces que vive en otros países, familia….y no olvides: grupos y páginas de empresas/negocios/organizaciones. Te puedes enterar de mucho y aprender otro tanto.
  • Cuando domines los dos anteriores, si te va la velocidad tu red es Twitter. Ojo porque te pasará el tiempo muy rápido y no darás abasto a leerlo todo.
Hay muchas otras redes, algunas más veteranas (Xing, You Tube o Tuenti) otras que son el último grito (Foursquare y Pinterest). Si  te gustan….no te faltarán redes a las que sumarte.

Hablaremos más de ello. De cómo mantener un perfil privado y uno de profesional en cada una de las redes, de ser coherente y dar una sola imagen, de no mentir…y sobre todo, de los errores más frecuentes (¡twitter va lleno sobre este tema!)

Ah! Por cierto, el artículo del que hablaba al principio: Cómo cuidar tu reputación online.
P.D. Si te parece, pasa este artículo a tus conocidos “no digitales”, porque si tu lo lees, ya sabes qué te estoy contando.
Xela Falgueras